7.1.07

[cuatro.tres]

con los pies inseguramente asentados en el primer escalón de evidente ciclo, la caja de sensaciones tras el fin de semana se declara imposiblemente repleta y me deja en el cuerpo angustia mucha antes que cualquier otra cosa.

el primero de los sábados y su noche indudablemente memorable. la misma cama sola esta vez habitada ya muy entrada la mañana y con la memoria de múltiples elecciones no precisamente correspondidas. la ínfima sensación de posibilidad con un hombre que el espejo declara como inalcanzable; las ganas de que el teléfono suene.

el primero de sus domingos y su regreso a mi propia inseguridad...

inesperadamente me descubro incapaz de abandonar la enumeración. las letras que habitan mi agenda se vienen repitiendo desde hace meses y esta vez me prometo firmemente guardar algunos de mis instintos en el bolso menos usado de mi habitación.

jotch con bermudas esta noche lava ropa, reacomoda sus cajones, reescribe el estribillo de su agenda, anota el primer imposible del año y se guarda entre las sábanas con una experiencia primerísima y secreta en su vida. gracias a mi blog y a todo aquél que decida invertir sus minutos en las palabras que aquí son depositadas.

2 comentarios:

PNLP dijo...

Yo lo quiero.

Anónimo dijo...

me das envidia