10.2.12

Photobucket

(Certeza del silencio)

La belleza del mundo es la entrada al laberinto. El imprudente que, habiendo penetrado, da por él algunos pasos, se encuentra al punto imposibilitado de encontrar la salida. Agotado, sin nada que comer ni que beber, en las tinieblas, separado de sus semejantes, de todo lo que ama, de todo lo que conoce, camina sumido en la ignorancia (...) Pero esta desdicha no es nada comparado con el peligro que le acecha. Pues si no pierde el valor y continúa caminando, es seguro que llegará al centro del laberinto. Y allí Dios lo espera para devorarle (...)

S. Weil, A la espera de Dios

- En la imagen, Purity por Barry X Ball -

1 comentario:

Ángel dijo...

Maravillosa entrada.