18.6.07

[seis.seis]


sin ánimos de profundizar en la reconstrucción de mis últimos días y como un acto puramente vomitivo diré que el miedo que me provoca mi rutina en este momento es para preocuparse(me). las sorpresas de hoy fueron todas ingratas, la enorme sospecha de haber tomado el camino equivocado me deja con la insoportable necesidad de habitar durante meses mi cajita. debo creer que los primeros días nunca son los más esperanzadores y debo también ser muy valiente...
la crisis emotiva tiene una madre muy en particular pero también demasiadas nodrizas. jotch siempre ha sido malo para lidiar con los lunes... ¿no podría ser éste el verdadero motivo?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No se preocupe: su conducta es intachable y generosa --no todo el mundo responde con tanta propiedad a mis accesos (más bien excesos) de entusiasmo. Mi correo electrónico es parduzco@gmail.com y mi nombre completo Luis Fernando Méndez Franco (no sé por qué hago esto ¡un paranoico de tiempo completo traicionándose!hmmmm): escríbame (aunque no espero tanto) lo que quiera, acerca de lo que quiera, o pregunte lo que quiera: se lo agradeceré. Por otra parte, hoy cancelé mi cuenta de hi5, no es que me oculte: es sólo que que yo cierro y abro mi cuenta de hi5 dependiendo de mi estado de ánimo... que hoy no es muy bueno... parece que el lunes es terrible para todos... un saludo y mucho gusto, señor Jotch.

Anónimo dijo...

Oiga... ahora todos sus asiduos lectores sabrán mi nombre completo... hmmm... creo que soy medio burro. Whatever... A lo hecho pecho. Fernando.

Anónimo dijo...

No me malinterprete, por favor: esta es mi manera de expresar entusiasmo. la lectura de su blog --particularmente su manera de hablar del paraíso- trajo a mi mente esto, de mi escritor favorito (M. Darwish), aunque no logro explicarme por qué razón. Aquí se lo dejo:

Toma mi caballo y sacrifícalo


Tú, no mi obsesión de conquistas, eres mi boda.
He dejado a mi alma y a sus parientes, tus demonios interiores,
la libertad de plegarse a tus deseos.
Toma mi caballo
y sacrifícalo
para que, cual guerrero tras la derrota, yo camine
sin sueños ni emociones...
Paz a la fatiga que deseas,
al príncipe cautivo, al oro necesario para la celebración
del verano por tus seguidores. Mil paces para ti,
entera y plena con tus pretendientes, humanos o genios.
Paz a lo que has hecho de ti para
ti: la horquilla de tu pelo rompe
mi espada y mi escudo,
y el botón de tu camisa porta, en su luz,
la contraseña para toda clase de pájaros.
Toma mi aliento como si tomaras una guitarra que acceda
a tus deseos de viento. Toda mi Andalucía
está en tus manos. No descuides ninguna cuerda
para defender el alma en mi Andalucía.
Yo sabré, en otra época,
sabré que he logrado la victoria con mi desesperación,
que he encontrado mi vida, allí,
fuera de ella, junto a mi pasado.
Toma mi caballo
y sacrifícalo, para que yo porte mi ser,

vivo o muerto...

(Por favor, sólo recuerde que si usted me dice "calla" yo me callo, sin problema: hasta eso sé lidiar con mi entusiasmo). Otro saludo.

jotch dijo...

decir calla sería aniquilar uno de los pocos alicientes en semanas poco esperanzadoras como ésta...

creo que podremos trasladar ahora nuestra sala de comunicación, esperando que esto no me deje sin el más bonito de mis lectores. hasta entonces.

Anónimo dijo...

No, ya no podría dejar de leer su blog... me gusto eso de ser el lector más bonito: es usted muy gentil, espero estar a la altura. F.

Anónimo dijo...

Sólo sigue escribiendo: la voz salva.

Belinda dijo...

Quiero comentar la entrada y el poema que dejó Fernando. De veras quiero. Pero el solo hecho de escribir estas cinco líneas me convierte en una intrusa. Qué belleza.

Anónimo dijo...

Pensando, por cierto, en su cajita, encuentro estos dos textos (sólo otra pequeña glosa a su texto):

...en cajas profundas profundas
como si ya no fueran de este mundo.
(J. Supervielle)

La celda de mí mismo llena de estupefacción
el muro pintado con la cal de mi secreto.
(Pierre-Jean Jouve)

Anónimo dijo...

saludos, Jotch.