3.8.10

Photobucket

multiplicidad de la segunda persona
(cuatro consideraciones a propósito de las ciudades imposibles)

1. viajé para matarte. sin saberlo, me esperabas con el arma entre las manos.
2. la pertenencia es una trampa de la que nadie sale ileso.
3. seamos nuestros: siempre fuimos adictos a vivir de la memoria.
4. nunca estuve listo para que me soltaras.

1 comentario:

Celestina Terciopelo dijo...

Voy a pedirle a este post que me funcione de amuleto de la suerte (esperemos que buena).

Las oraciones viajantes siempre se me antojan para espejos.