13.12.07

[siete.nueve]

habiendo sobrevivido, casi sin rasguños, a un cumpleaños en lunes -bendito sea el bisiesto año entrante que los martes han venido demostrando que son todavía más tristes- he aquí un inventario como balance final tras la mesa de regalos publicada anteriormente.


1. un sábado para siempre: los amigos más entrañables, el mejor road movie de mi vida, mi nueva camisa favorita, un jotch con barba, nuestros lentes, el whisky, el amor como eterno imposible... la mujercita de la enigmática voz como el mejor pretexto para ser completamente felices. las pérdidas millonarias, también.

2. un domingo triste, empolvado y casi inexistente.

3. un lunes que por encima de cuestionarse se agradece por mínimo.

4. un fat nano (ese pasado que, aunque en silencio, permanece y se manifiesta en los últimos minutos de un lunes diez con una caja cuyo contenido promete una enorme posibilidad de futuras crisis emotivas).

5. la noticia de un envío esperadísimo desde mi ciudad favorita -otro de los regalos de la mesa-.

6. un fin de semana en puerta y más de tres cuentas pendientes.

7. ganas que alcanzan.


y así un jotch tiene ahora veintitrés años. veintitrés y un jueves sin quejas.

8 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Yo quiero tener veintitrés años otra vez.

Anónimo dijo...

podría decir tantas, tantas cosas... me inclino a la sonrisa, solamente, la sonrisa que vi, la sonrisa que leo; esos labios se abrieron sin distancia: imposible escuchar lo que decían --decían toda la música del mundo, decían la luz y el polvo, árboles, pasos, gente...

como toda la música del mundo, como si toda la música del mundo... y uno aquí delirando, tratando de escribir las propias piernas --y volver.

feliz cumpleaños por siempre y para siempre...

f.

Anónimo dijo...

permítaseme compartir una crónica / glosa de mi domingo... también es un saludo post-cumpleaños (de al Bayatî):

Nazco en ciudades que no han nacido
pero en la noche otoñal de las ciudades árabes,
con el corazón roto, muero.
En Granada entierro mi amor
y digo:
“No hay más vencedor que el amor”.
Quemo mi poesía y muero.
Y sobre las aceras del destierro
resucito
para nacer en ciudades que no han nacido
y morir.

ya sé que no viene mucho al caso, pero me da la sensación deseada, a estas horas tan necesaria, contenida en un verbo como "volver". un abrazo.

el mismo.

La+Ln=ii dijo...

Muchas felicidades Jotch, esa cifra es la más ecantadora, y, claro, yo también daría mi reino por volver a los 23.
So... enjoy it.

Juan Manuel Torreblanca dijo...

como bien dice Regina Spektor... you're so young, you're so goddamn young, you're so young, you're so goddamn young... :p

j

mickemeda dijo...

:O
23 ya! jajaja
vaya, ¿a que se debieron esas perdidas millonarias?
Yo mientras iba en el camino, creo haber visto la camioneta donde iban esas personas de la foto,
Felicidades, quizá, al menos todos desean eso a lagente, aunqu n realidad no sea tan feliz, o no le haga eliz cumplir año, pero bueno, has reunido un año más de experiencias, así que algo bueno tiene que salir de esto
:)

mamá logón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mamá logón dijo...

y en algun lugar escondido donde solo tu y yo estabamos te di un abrazo y algo mas que no se podran robar las palabras escritas. para guardarse en el cuarto de las cosas que no seran de nadie.

tardadas felicitaciones